tecnologia 5g punto tierra centro varios iconos internet cosa 41418 3127

En junio de 2020 todas las antenas colectivas deben estar adaptadas a la nueva tecnología 5G según el “Código Europeo de Comunicaciones Electrónicas de la Unión Europea”.

La TDT utiliza la frecuencia de 700 Mhz necesaria para el 5G. Las cadenas dejarán de emitir en esta banda dejándola disponible para la prestación de servicios asociados a la telefonía móvil del 5G.

Con la nueva normativa, las comunidades de los edificios deberán adaptar las antenas colectivas a las nuevas frecuencias y, en algún caso, incorporar un amplificador monocanal o reprogramar la centralita en función de la instalación. Las viviendas individuales solo deberán resintonizar sus televisores.

Las cadenas de televisión emitirán simultáneamente a través de las nuevas y antiguas frecuencias durante un tiempo. Una vez totalmente desocupada la banda en junio de 2020, si no se ha cambiado la instalación y resintonizado la televisión no se podrá ver la TDT, ya que solo se emitirá por la nueva frecuencia.

Las comunidades de vecinos tendrán que contratar a un instalador autorizado para adaptar la antena y podrán pedir subvenciones a partir del 20 de septiembre. Las ayudas oscilarán entre 104,3 € y 677,95 €  en función de la infraestructura previamente instalada.

Según el tipo de vivienda, se estima que los costes aproximados sean de unos 100€ en el caso de edificios pequeños, con equipo compacto; y sobre unos 600€ en el caso de edificios medianos o grandes con instalación de cabeceras monocanal.

En el año 2014 se produjo el primer dividendo digital con la liberación de la frecuencia de 800 megahercios, dando paso a la red 4G. En 2020, debido a que la red 5G requiere mucho más ancho de banda, se liberará también la frecuencia de 700 megahercios.

paneles solares paisaje singapur 91566 281

La energía fotovoltaica es un tipo de energía limpia y renovable que utiliza la radiación solar para producir electricidad. 

Es aquella que se basa en el llamado efecto fotoeléctrico, con el que se genera una corriente eléctrica. Se trata de un tipo de energía renovable, inagotable y no contaminante que puede producirse en instalaciones que van desde los pequeños generadores para autoconsumo, hasta las grandes plantas fotovoltaicas. Esta energía se genera a través de un dispositivo semiconductor denominado celda o célula fotovoltaica, que puede ser de silicio monocristalino, policristalino o amorfo, o bien de otros materiales semiconductores de capa fina.

En función de nuestras necesidades, podemos encontrar dos tipos de plantas fotovoltaicas.

Plantas fotovoltaicas conectadas a la red

Central fotovoltaica: toda la energía producida por los paneles se vierte a la red eléctrica.

Generador de autoconsumo: parte de la electricidad generada es consumida por el propio productor (en una vivienda, por ejemplo) y el resto se vierte a la red. A su vez, el productor toma de la red la energía necesaria para cubrir su demanda cuando la unidad no le suministra la suficiente.

Sus principales ventajas son:

  • Es una energía renovable, inagotable y no contaminante,por lo que contribuye a la sostenibilidad del medio ambiente.

  • Es adecuada para zonas rurales o aisladas donde el suministro eléctrico no llega o existe una difícil o costosa instalación. Es ideal para zonas geográficas cuya climatología permite muchas horas de sol al año.

  • Es modular, lo que permite construir desde enormes plantas fotovoltaicas en suelo hasta pequeños paneles para tejados.