¿CÓMO DESHACERSE DE LAS PILAS Y BOMBILLAS QUE NO FUNCIONAN?

Captura de pantalla 2019 09 11 a las 13.37.41

Reciclar estos productos es tan sencillo como depositarlos en tu punto de reciclaje más cercano.

Las utilizamos de manera mecánica en nuestro día a día, cada vez que encendemos la luz, en el caso de las bombillas; o cada vez que vamos a ver y encender la televisión, en el caso de las pilas; así como en otras tantas actividades cotidianas que se podrían enumerar. Sin duda, ambas imprescindibles en nuestras vidas.

Sin embargo, ¿quién no se ha encontrado en casa en más de una ocasión una o varias pilas gastadas por un lado, una bombilla que no funciona por otro, y no saber muy bien qué hacer con ellas en el momento en que la encontramos?

Debes saber que es tan sencillo deshacerse de ellas como el simple hecho de tirar cada día la basura orgánica y plásticos, entre otros residuos y desechos.

Te contamos qué hacer con las pilas y bombillas que ya no funcionan, y el modo de desecharlas sin ningún perjuicio para el medio ambiente. Conocer el alcance de sus efectos negativos, nos ayudará a concienciarnos un poquito más en el asunto.

Efectos nocivos para el medio ambiente provocados por pilas y bombillas 

Una sola pila, tipo alcalina, contamina unos 170.000 litros de agua, mientras que una pila de las normales puede llegar a contaminar hasta 600.000 litros. Además, cada pila que arrojemos a un lugar inadecuado permanecerá allí unos cincuenta años, que es lo que tarda en degradarse, y por si fuese poco, sus efectos nocivos para el medio ambiente durarán otros cincuenta años más.

Respecto a las bombillas, este producto que nos hace la vida tan fácil, y nos ilumina durante todas las horas del día, suele contener metales pesados, como por ejemplo el mercurio, que son muy nocivos para nuestro medio ambiente.

Debes saber que esta contaminación, tan solo en el caso del agua, puede afectar directamente en nuestra salud de la siguiente manera:

Pilas que contaminan ríos, mares y océanos à peces e invertebrados que consumen estas sustancias y esos peces llegan posteriormente a nuestro consumo.

Son aspectos que la mayoría de nosotros no solemos pensar, oímos hablar de ello y lo vemos en las noticias como algo lejano que no nos irá tocar.

Por estas razones es tan importante que desechemos correctamente cada uno de los productos que utilizamos y que puedan resultar perjudiciales para el medio ambiente, y consecuentemente, también para nosotros.

Cómo deshacernos de estos productos de forma correcta

Afortunadamente, cada vez son más las personas que separan la basura generada a lo largo del día, lo que ayuda a un reciclaje de forma más fácil y eficiente. Uno de los elementos que ayudan a este proceso son los puntos limpios o ecológicos. Se trata de instalaciones dedicadas a recoger y catalogar estos residuos con el fin de gestionarlos de un modo responsable y respetuoso con el entorno.

Estos puntos limpios o contenedores especiales, están especialmente habilitados de forma oficial para todo tipo de desechos que necesiten un reciclaje o tratamiento exclusivo. En caso de no vivir cerca de ninguno de estos puntos habilitados, siempre hay establecimientos concretos que cuentan con un punto de recogida para productos como éstos.

Es necesario deshacerse debidamente de las pilas y bombillas que ya no sirvan. Bien sea en el punto limpio más cercano, en contenedores específicos que se encuentran en algunas localidades o en un establecimiento con punto de recogida. Tan solo es cuestión de buscar la solución que mejor se adapte a ti.

Reciclaje de bombillas

Las bombillas y los materiales que las componen son totalmente reciclables y deben ser tratadas de manera adecuada para recuperar correctamente sus componentes.

Es importante ya que algunos de ellos, como el mercurio, pueden ser peligrosos. Este mercurio que contienen las bombillas, es un componente que puede ser perjudicial tanto para la salud humana, como para el medio ambiente.

Lugar de reciclaje según su tipología:

¿Dónde desechar fluorescentes, bombillas de bajo consumo, de descarga, y LED?

Este grupo de bombillas son muy importantes de reciclar debido a que contienen pequeñas cantidades de mercurio, el cual, es altamente tóxico para la salud humana y muy contaminante para el medio ambiente. Por este motivo, su reciclaje es fundamental para evitar posibles riesgos.

Existen entidades que se encargan de la recogida de este tipo de bombillas. Por lo que podrás encontrar contenedores especiales para el reciclaje de bombillas en distribuidores eléctricos, comercios o puntos limpios de tu localidad. Las bombillas deben depositarse enteras (evitando que se rompan), sin cajas ni envoltorios y dentro de su colector.

Sin embargo, en estos contenedores no podremos tirar las bombillas halógenas, ni las bombillas de filamento, convencionales o incandescentes.

Una vez en la planta de reciclaje, las bombillas son separadas por tipos para dar paso al proceso de reciclado:

Reciclaje de fluorescentes

bombilla neon signo 53876 94062

Los fluorescentes pasan a través de una cinta transportadora siguiendo los siguientes pasos:

  1. Cortar las puntas del tubo, facilitando así poder quitar los cabezales.
  2. Dicho tubo pasa a continuación a través de un sistema de aspirado, el cual se encarga de recoger los polvos fluorescentes, posteriormente destilados.
  3. El vidrio pasa por un proceso de triturado y limpieza.
  4. Trituración del metal, separando el aluminio de los demás componentes.
  5. El plástico se tritura, al igual que el vidrio o el metal.
  6. Tras ser triturado, cada tipo de material se lleva a su destino para ser reutilizado.

 Reciclaje de bombillas de bajo consumo, descarga y LED

mano hombre sosteniendo bombilla led sobre pared negra 43448 145

En estas bombillas el proceso de reciclado es el siguiente:

  1. La lámpara se coloca en una pinza por el casquillo y el vidriose rompe por presión.
  2. Se pasan estos deshechos por el destilador para poder recuperar el mercurio.
  3. Se abren las pinzas y se expulsa el casquillo de metal.
  4. El mercurio se evapora debido a las elevadas temperaturas del destilador.
  5. Posteriormente, se enfría hasta transformarlo en líquido.

Tras el reciclado, el mercurio y vidrio puro se pueden usar como materia prima. El mercurio impuro sirve en plantas desalinizadoras, el vidrio impuro para frascos, cerámicas o asfaltos, los metales para industrias de fundición y los plásticos se usan para fabricar otros envases de plástico.

¿Dónde desechar las bombillas incandescentes y halógenos?

Se deben llevar a los puntos limpios para evitar que contaminen. El motivo es que dada la antigüedad de estos productos, su composición es muy diferente a las anteriores ya comentadas.

 Reciclaje de las bombillas halógenas e incandescentes

luz halogena blanco 19 96381

Proceso de reciclado:

  1. Todas las bombillas incandescentes y halógenos recogidos pasan a un procesos de triturado.
  2. Sus componentes se separan por diferencias gravitatorias y en sistemas electrostáticos.
  3. Tras la separación, se obtienen cuatro clases de componentes: metales ferrosos, metales no ferrosos, vidrio y molibdeno o tungsteno.
  4. Este tipo de bombillas tan solo debe pasar por la destiladora cuando la proporción de mercurio supere las 20 ppm, ya que su concentración en este componente no es muy elevada.
  5. El vidrio reciclado puede utilizarse como materia prima para fabricar otros elementos, mientras que el aluminio puede ser enviado como chatarra o ser utilizado en fábricas de fundición u otros tipos.

El objetivo del reciclado de todas estas bombillas es el de conservación del medio ambiente y evitar la emisión de contaminantes.

Reciclaje de pilas

Podemos encontrar muchos tipos y variedades de pilas. Sin embargo, uno de los aspectos que tienen todas en común es que, muchos de los materiales que las componen, son metales muy tóxicos para la vida. Entre algunos de esos metales destacan:

  • El mercurio
  • El plomo
  • El zinc
  • El cromo
  • El arsénico
  • El cadmio

Todos ellos, altamente tóxicos para la salud de los seres vivos.

Estos metales, una vez deteriorados en el ambiente, pasarán a vegetales y animales, causándoles enfermedades.

Y, posteriormente, sus consecuencias se introducirán en la cadena alimenticia del ser humano a través de la agricultura, ganadería y pesca.

De hecho, una de las causas por las que los grandes pescados del mar contienen cantidades elevadas de mercurio, procede de la descomposición nociva de estos productos.

Debemos tener siempre en cuenta que la presencia de estos metales en los organismos vivos causa enfermedades gravísimas. De entre ellas se pueden destacar enfermedades neurodegenerativas, daños hepáticos y afecciones del sistema circulatorio o cáncer, o incluso, provocar la muerte en los casos más graves.

Se trata de un problema medioambiental y de salud pública muy serio, por lo que es fundamental que las pilas no terminen degradándose en zonas no controladas, sino que se reciclen debidamente para la seguridad de todos los seres vivos.

Cómo se reciclan las pilas

lata pilas usadas viejas 23 2148115719

Lo primero que hay que hacer es llevarlas a un contenedor o punto limpio, donde serán recogidas para ser gestionadas y recicladas.

Una vez que las pilas llegan a los centros de reciclaje, existen diferentes metodologías para su reciclaje. Por lo general, se puede considerar que todos los procesos llevados a cabo están destinados a separar tanto los metales como el resto de componentes de la pila aislándolos unos de otros. De esta forma, una vez que se tienen los metales puros, se pueden reusar en la fabricación de pilas nuevas.

Los métodos utilizados para separar los metales dependerán del tipo de metal y tipo de pila en cuestión. Se pueden usar tanto métodos físicos como químicos.

Métodos físicos:

Consisten en romper las pilas en trozos pequeños, siempre en espacios cerrados y atmósferas controladas, lo que permite recuperar también los gases tóxicos que se liberan cuando se rompen.

Métodos químicos:

Uno de los más comunes consiste en calentar el contenido de la pila una vez troceada para liberar los metales pesados en forma de vapor y, posteriormente, volver a solidificarlo para poder reusarlo. De esta forma, una vez que se han separado todos los componentes originales, se pueden reutilizar de manera segura en la fabricación de pilas nuevas.

Reciclaje de baterías

energia verde ecologia 24877 50380

A diferencia de las pilas, las baterías tienen la ventaja de que se pueden recargar, tal como sucede con las pilas recargables. Esto hace que su vida útil sea mayor, lo que evita que su reciclaje tenga que ser tan repetitivo.

Sin embargo, los materiales que componen las baterías, ya sea la de un vehículo o un teléfono móvil o de cualquier otro género, son los mismos que los de las pilas. Es por ello que se deben reciclar siempre y de la misma manera. En este caso, podemos depositarlas tanto en los contenedores de pilas y baterías como llevarlos a los puntos limpios, donde serán gestionadas del mismo modo que las pilas para su posterior reciclaje de forma segura.

¿Cómo cambiar nuestros hábitos consumiendo de una manera más responsable?

  • Exige depósitos adecuados para pilas y baterías usadas.
  • No permita la incineración de pilas y baterías.
  • Opta por las pilas recargables, ya que pueden sustituir 300 desechables.
  • Evita el uso de pilas, siempre que sea posible.
  • Utiliza y promueve productos que funcionen con cuerda, energía solar y energía eléctrica.
  • Elige los productos que se puedan conectar a la red eléctrica; además de no contaminar, es más eficiente desde el punto de vista energético.
  • No compres pilas piratas: es ilegal, duran menos y son más tóxicas.
  • No tires las pilas en la basura, en el campo, en la calle. Evita que lleguen a ríos o cañerías y nunca las quemes, pues los metales tóxicos desprendidos irán a la atmósfera.
  • No entierres las pilas, ya que contaminan la tierra, el subsuelo y el agua una vez que se oxida su cubierta de metal.

Consejo final:

Es recomendable habilitar un lugar en casa para este tipo de reciclaje, ya que es evidente que nadie va a ir todos los días al punto limpio por una sola pila. Por este motivo, aconsejamos preparar o tener un lugar en casa donde poder acumularlas, desde un cubo hasta una simple cajita o cualquier otro recipiente que encuentres conveniente.

De esta manera, desde el más pequeño hasta el mayor del hogar, podrá contribuir a este tipo de reciclaje. Una vez que el envase esté lleno, tan solo tendrás que llevarlas al punto limpio más cercano a tu domicilio, del resto se encargará la empresa o institución adecuada y especializada.