SUSPENSIÓN EN EL SUMINISTRO DE LA ENERGÍA ELÉCTRICA

Sin titulo

El corte de luz es la ausencia total de corriente eléctrica en un punto de suministro en concreto.

Tanto en invierno como en verano, nos podemos encontrar con fallas en el sistema eléctrico. Las causas más comunes por las que ocurre son averías, situaciones de impago o enganche ilegal. En cualquiera de estos casos, tu vivienda o las de tu comunidad podrían verse afectadas por la suspensión o el corte de luz eléctrica.

Descubre cómo proceder en cada uno de los casos y cuánto te costará volver a tener suministro eléctrico en tu vivienda o local.

¿Por qué se producen los cortes de luz?

Los cortes de luz, se producen cuando hay un cese en el flujo de corriente eléctrica sobre un determinado punto de suministro o una zona concreta que puede afectar a varios puntos a la vez.

El sistema eléctrico está compuesto por una gran cantidad de elementos relacionados entre sí que influyen de manera decisiva para que la luz llegue en perfectas condiciones al usuario. Sin embargo, la alteración de cualquiera de estos elementos, tanto de manera intencionada como accidental, puede provocar una suspensión de la energía eléctrica.

Son diversas las razones que originan el corte de luz en un suministro. Veamos las más comunes:

Factores que influyen en un corte de luz accidental o imprevisible:

  • Sobrecargas en el sistema, cortocircuitos, explosiones fortuitas o apagones de seguridad en la red eléctrica.
  • Deficiencias en el transporte, cableado o sistema de distribución.
  • Fenómenos meteorológicos diversos.
  • Picos puntuales de demanda eléctrica.

Factores que influyen en un corte de luz intencionado:

  • Enganches de luz, manipulación del contador o de los sistemas de control y medición del consumo o fraude eléctrico.
  • Por obras cercanas o en el propio punto de suministro.
  • Incumplimiento del contrato con la comercializadora o distribuidora.
  • Impago de facturas eléctricas (de manera deliberada).
  • Por seguridad, y ante una situación de peligro para el resto de viviendas del edificio.

¿Qué debemos hacer para evitar imprudencias de males mayores?

Algunos consejos ante una suspensión de energía o falla en el sistema eléctrico:

Apagar y desconectar todos los equipos eléctricos

Cada vez que hay una subida de tensión eléctrica, lo más recomendable es apagar y desconectar los electrodomésticos y equipos eléctricos en general, desde una radio o televisor hasta un equipo eléctrico de trabajo pesado, como puede ser desde un taladro hasta una máquina de soldar, por ejemplo.

No abrir la nevera o refrigerador

Cuando existe una suspensión de energía eléctrica, recuerda que tu nevera o refrigerador dejan de funcionar, lo que indica que sólo se debe abrir en casos muy necesarios, de esta manera podrá conservarse el frío por mucho más tiempo dentro de ella y así evitarás que tus alimentos se dañen. 

Comprobar si la suspensión de energía fue general o sólo en tu vivienda

Lo primero que debes hacer es verificar si el corte de luz fue solo en tu casa o sucedió en toda la vecindad. En caso de que haya sido únicamente en tu vivienda, debes comunicarte con un electricista experto en ello. Si la suspensión eléctrica ha sido general, debes esperar a poder solucionar el problema de manera conjunta con tus vecinos, a través del organismo competente en estas situaciones.

Buscar alguna alternativa posible

Cuando la suspensión de energía eléctrica ocurre durante el día, no se presenta mayor problema, ya que la luz solar nos permite una adecuada visibilidad. Cuando sucede de noche, lo primero que debemos hacer es mantener la calma.

Busca alguna luz alternativa, bien sea a través de una linterna, lámpara o el encendido de una o varias velas. Siempre se recomienda tener este tipo de ayudas en lugares estratégicos, para dar rápidamente con ellos ante una suspensión o corte de luz.

Contactar con un electricista especialista

Como decíamos, en cualquier caso en que ocurra un corte de luz, debemos mantener la prudencia y comunicar con la persona indicada y especialista en la resolución de estos incidentes. Bajo ningún motivo, se debe tratar de corregir el problema. A pesar de que la avería, pueda parecer algo sencillo de solucionar, podríamos sufrir una descarga eléctrica por cometer una imprudencia. Siempre se debe llamar a un electricista altamente especializado en la materia.

¿Cómo saber si se trata de un corte de luz por avería o por impago?

Si un cliente acaba de sufrir un corte de luz sin aviso en su suministro, lo primero que debe hacer es conocer las causas por las que se ha quedado sin corriente eléctrica.

En primer lugar, el usuario ha de asegurarse de si el corte de luz se ha producido únicamente en la vivienda o si también se ha originado en la vecindad. En caso de afectar a más viviendas, el corte será generalizado y esto puede deberse a:

En ambos casos, el suministro se restablecerá lo más rápido posible. Si el corte se ha producido por obras, previamente se habrá establecido un plazo concreto para restaurar de nuevo la corriente eléctrica.

Ahora bien, si el corte afecta a una sola casa, lo más probable es que el cese del suministro esté relacionado con algún problema técnico en la vivienda, o bien, con el impago de alguna factura eléctrica. La distribuidora de luz de la zona será la que indique las causas específicas de la interrupción del suministro de luz.

Si el suministro de electricidad se corta de manera constante cada vez que se conecta un aparato nuevo a la red, el usuario debe:

  • Revisar la instalación eléctrica por un profesional acreditado.
  • Comprobar que todos los aparatos eléctricos están conectados adecuadamente.
  • Aumentar la potencia contratada en la vivienda.

Otros motivos de cortes o suspensión en el suministro de la energía eléctrica:

  • Enganche de luz ilegal.
  • Derivación del suministro eléctrico a otra vivienda o local que no aparezca reflejado en el contrato.
  • Manipulación del contador de luz.
  • Impago de facturas de luz.
  • Situación de peligro para los propietarios y vecinos.

Aviso de corte de luz por impago

Si el plazo para el pago de una factura ha finalizado y no se ha producido el ingreso del importe, la compañía eléctrica dará comienzo a un proceso en el que el primer paso será informar del impago al titular del contrato.

  • Envío de un escrito al titular en un plazo máximo de dos meses desde la emisión de la factura pendiente o desde el momento en que se haya rechazado el pago de la misma. Dicho escrito podrá ser mandado a través de cualquier vía que permita dejar constancia de que ha sido recibido por el titular.
  • En caso de no responder al primer escrito, la comercializadora mandará un requerimiento fehaciente de pago de la factura. Este aviso se enviará por correo certificado, burofax o por medios telemáticos en los que será necesaria la firma digital del titular.
  • Si no se obtiene respuesta, en un plazo máximo de 7 días se enviará un segundo requerimiento. Una vez que la comercializadora sea conocedora de que el usuario ha recibido el requerimiento, facilitará a la Comunidad Autónoma correspondiente, una lista de todos aquellos suministros con deuda y una posible fecha de corte.
  • Envío de un tercer requerimiento irrefutable de pago, 15 días hábiles antes del posible corte de suministro. Esta notificación incluirá la posible fecha en la que se procederá a realizar el corte definitivo de luzsi no se hace efectivo el ingreso.

Corte de luz por enganche ilegal a la red eléctrica

Si un usuario detecta que se está produciendo un enganche ilegal en el contador de luz, debe denunciarlo de inmediato. Tiene que dar parte a la distribuidora e indicar el punto de suministro donde se está produciendo el enganche de luz.

Los enganches eléctricos fraudulentos siempre suponen un grave riesgo para los usuarios. Los más comunes son:

  • Riesgo de incendio en las instalaciones.
  • Sobrecarga de energía en el sistema eléctrico.
  • Microcortes o cortes de suministro de manera constante.
  • Fallo de aparatos o electrodomésticos en las viviendas afectadas.
  • Riesgo de electrocución o muerte para quien lo realiza.

Realizar un enganche de manera ilegal a la red eléctrica pública o hacerlo a través del contador de un vecino se considera un fraude eléctrico que está tipificado tanto en la normativa del sector eléctrico como en el Código Penal.

Los fraudes eléctricos pueden ser:

  • Sobre la propia red del distribuidor de luz.
  • Sobre los equipos eléctricos de control y medida.

Según el importe defraudado, tendrá la consideración de faltas o delitos. La multa más común por este tipo de fraudes suele ser el pago completo de un año de energía consumida, independientemente del tiempo que se lleve defraudando a la red eléctrica. 

La comercializadora, además de la sanción, podrá anular el contrato de luz y dar de baja administrativa el suministro.

¿Cómo reclamar o denunciar un corte de luz?

Son muchos los ciudadanos que en alguna ocasión han sufrido un corte de luz en sus viviendas o negocios. Éstos, suelen regenerarse en un breve período de tiempo sin tener a penas consecuencias. Aun así, el cliente debe saber que tiene derecho a una compensación económica por el corte eléctrico.

El Real Decreto 1955/2000 obliga a las distribuidoras a realizar un descuento por daños y perjuicios por corte de luz a los clientes que hayan superado más de tres minutos anuales sin suministro por este motivo. Esta rebaja se hará por medio de la comercializadora, que aplicará el descuento en la factura del cliente en los tres primeros meses del siguiente año.

En los cortes de suministro eléctrico, también se pueden reclamar otros conceptos derivados del mismo. Por ejemplo:

  • Electrodomésticos y aparatos averiados por causa del corte de suministro eléctrico.
  • Alimentos estropeados.
  • Tickets y facturas generadas a raíz del corte de suministro.

Para reclamar o denunciar un corte de luz, el cliente tendrá que ponerse directamente en contacto con la distribuidora de su zona.

* El importe descontado como indemnización del corte de luz se calcula teniendo en cuenta la potencia contratada, el tiempo de interrupción del suministro y la tarifa aplicada en el contrato. El valor no podrá ser superior al 10% de la facturación anual.

Corte de luz en la actualidad

Las distribuidoras de luz son las encargadas de mantener en buen estado la red eléctrica, solucionando las posibles averías que puedan producirse en la misma. Hoy en día, la mayoría de ellas cuenta con un mapa interactivo donde el cliente puede ver en tiempo real las incidencias.

Con E-Distribución (Endesa) e I-DE Redes Inteligentes (Iberdrola), los usuarios podrán encontrar un mapa de incidencias online donde, introduciendo su municipio, comprobarán si existe una avería en su zona, si hay interrupciones en la red o si hay previsto algún corte de luz por trabajos de mantenimiento o mejoras en la misma.

Si detectas una avería o sufres un corte de luz sin aviso en tu suministro eléctrico, debes llamar directamente a la distribuidora de tu zona para que lo solucione en el menor tiempo posible.