¿CÓMO SE REALIZA UN ADECUADO MANTENIMIENTO DE PISCINAS ?

Captura de pantalla 2020 05 21 a las 8.25.17

Para poder disfrutar de una piscina en perfecto estado, es imprescindible llevar a cabo el mantenimiento adecuado.


El agua que utilizamos para llenar la piscina es transparente y en muchos casos potable, pero no es pura, ya que contiene minerales y sustancias orgánicas. Además, diariamente la piscina se ensucia con hojas que pueden caer de los árboles o bien con el viento, insectos que quedan atrapados, residuos que puedan introducir los bañistas, tales como cremas solares u otros.
Dicho esto, tanto la materia orgánica, como los productos químicos, el polvo o la lluvia, hacen que el agua se vuelva turbia formando un excelente caldo de cultivo que convierte nuestra piscina en un estanque.
Para conservar nuestra piscina con agua óptima para nadar o tomar un buen baño, es fundamental contar con el uso de una depuradora.

 

 ¿Cómo Funciona la Depuradora de una Piscina?
La principal función de la depuradora de una piscina consiste en pasar el agua de la piscina a través del filtro de arena cada día, evitando así que el agua esté turbia y disfrutar de un baño saludable y muy apetecible.

Según la cantidad de agua de la piscina y la capacidad del filtro, sabremos el tiempo diario requerido para ejecutar la depuradora, de modo que toda la cantidad de agua fluya a través del medio filtrante.

Las piscinas privadas deben pasar todo el volumen de agua en un máximo de 6 horas. Para obtener un buen efecto de filtrado, la bomba y el filtro deben estar compensados.

La depuradora de la piscina realiza el tratamiento físico del agua, que debe completarse con la desinfección química. Ésta, suele ser mediante pastillas de cloro o cloración salina.

Durante la limpieza física, los skimmers son los primeros en intervenir, que son aquellos aparatos con forma de ventanita ubicados en las paredes de la piscina. Éstos, dejan las hojas y suciedad de mayor tamaño en el interior del cesto (skimmer).

Para las hojas y restos que caen al suelo tenemos el cesto del prefiltro de la bomba, donde quedarán atrapados. Y finalmente el filtro con arena o vidrio, el cual retiene las partículas más pequeñas.

 

Tipos de Depuradoras
Existen diferentes tipos de depuradoras, siendo la de arena y la de cartucho las más comunes.

Depuradoras de Cartucho
Reciben este nombre porque contienen un filtro de cartucho hecho de celulosa o tejido que recoge las impurezas entrantes como si fuera un tamiz.

Su funcionamiento es muy sencillo, el agua de la piscina se dirige a la depuradora, donde es filtrada por el cartucho y vuelve limpia.

El mantenimiento es de lo más simple, pues apenas debes limpiar el filtro y reemplazarlo con frecuencia en función a su estado y a las instrucciones del fabricante.

Aunque estos filtros son muy efectivos y económicos, su capacidad de filtrado es menor que en una depuradora de arena.

Por todas estas razones, generalmente se instalan en pequeñas piscinas, normalmente en aquellas que son desmontables.

Depuradoras de Arena
Las depuradoras de arena son más apropiadas para filtrar grandes cantidades de agua y, como es evidente, su precio es mayor.

Tienen una válvula selectora que generalmente tiene 6 posiciones, aunque puede variar de 4 a 7. Cada posición corresponde a una función diferente que podemos llevar a cabo con la depuradora.

Existen diferentes tipos de depuradoras en el mercado, con configuración de válvula selectora lateral, e incluso en la parte superior, también conocida como top. La opción más común es la válvula lateral. Sin embargo, cuando el espacio es limitado, se escoge el modelo top. Es el caso de las casetas compactas.

Dependiendo de los materiales utilizados en la fabricación, podemos diferenciar entre filtros de arena soplados, inyectados, laminados o enrollados en una bobina.

¿Cómo Funciona una Depuradora de Arena?
Este tipo de depuradora, consiste en un depósito en el que se introduce una gran cantidad de arena (u otro material compatible), que ocupa la mayor parte del volumen y que, debido a su propio peso, se encuentra en la parte inferior del mismo.

El agua de la piscina entra y desciende desde la parte superior. De esta manera, la mayoría de las partículas de suciedad permanecen en la capa de arenosa, llegando limpiamente a los colectores ubicados en la parte más baja, los llamados crepinas. Éstos, son los encargados de recoger el agua y devolverla a la piscina libre de impurezas.

De esta manera, el agua se filtra de una forma 100% natural.

Respecto al tipo de arena utilizada, la carga filtrante utilizada suele ser arena de cuarzo que ofrece muy buenos resultados de filtración.

No obstante, en los últimos tiempos se ha reforzado también el uso del cristal como material filtrante, lo que mejora aún más la capacidad de filtrado y reduce el mantenimiento. Pues con este tipo, no se requiere de tantos lavados y enjuagues.

Su mayor rendimiento hace que la depuradora funcione con menos tiempo y la calidad del agua sea mejor. Además, se necesita una menor cantidad de producto y su vida útil es más larga.

 

Algunos Consejos de Uso
En cuanto a la depuradora, debe instalarse en una base firme y plana, en un lugar en el que pueda protegerse del sol, humedad y bajas temperaturas. De este modo, conseguiremos una durabilidad mayor de la misma.

Cuando se utiliza una depuradora por primera vez, se debe realizar un proceso de lavado durante unos dos minutos para eliminar cualquier residuo que pueda contener la arena y extraer el aire del interior. Luego, debe enjuagarse durante 30 segundos. Una vez hecho esto, nuestra depuradora estaría lista para comenzar a filtrar.

Otro aspecto importante es detener la bomba antes de trabajar en las válvulas o filtros, ya que cambiar la posición de la válvula selectora mientras el motor está funcionando puede dañar los sistemas.

Comprueba la presión que muestra el manómetro con frecuencia. Si es alta, significa que hay suciedad presente y debe lavarse y enjuagarse.

Tanto el prefiltro de la bomba como el cesto del skimmer, deben limpiarse con regularidad.

El nivel del agua de la piscina debe mantenerse continuamente a a ½ o ¾ de la boca del skimmer. Si el agua estuviera debajo del skimmer, al activar la depuradora y aspirar, cogería aire. Sin embargo, si el nivel se encuentra tan alto, al punto del skimmer quedar sumergido, éste no podrá filtrar la suciedad que haya en la superficie del agua.

Si usas un limpiador hidráulico, tendrás que asegurarte de que la depuradora disponga de la potencia mínima necesaria para que tu limpiador pueda funcionar. Recuerda que cuanto más larga sea la manguera, más potencia le quitará a la depuradora. Una manguera 1 metro más larga que la piscina sería suficiente.

Por otro lado, el filtro de la depuradora siempre debe mantenerse limpio para que el limpiafondos pueda funcionar adecuadamente. Si está sucio, pierde poder de succión y, como tal, no realizaría bien su trabajo ya que se podría despegar ocasionalmente del suelo, etc.

Debes realizar debidamente el mantenimiento de la depuradora reemplazando tanto filtros como cualquier otro elemento siempre que sea necesario.

Para mantener el agua totalmente limpia, además de la depuradora, debemos tener en cuenta los tratamientos de desinfección química y la limpieza física del fondo, paredes y superficies.

Por último, se recomienda activar la depuradora durante unos segundos, al menos una vez al mes en invierno. De este modo, evitaremos que el motor se atasque y la arena se acumule.

 

Piscinas de Sal
Las piscinas de sal son muy saludables porque no contienen productos químicos y son más cómodas y seguras para el baño de cualquier miembro de la familia.

Algunos de sus Beneficios:
➢ Una de las principales ventajas de las piscinas de sal es el ahorro. Mantener una piscina de agua salada es mucho más barato porque no tienes que utilizar productos químicos en los que se suele gastar un dinero.
➢ Además, debido al uso de los cloradores salinos, el trabajo de mantenimiento es mucho más fácil y se ahorra en tiempo.
➢ Por otro lado, gracias a la eliminación del cloro, los ojos no se irritan y la piel o el cabello no se dañan.
➢ Por último, el agua salada de la piscina es más agradable para los bañistas, pero también para tu jardín. La concentración de sal requerida para una piscina es muy baja, por lo que si tienes plantas o césped alrededor de tu piscina, no se dañarán.

Consejos de Uso para las Piscinas de Sal
Los cloradores salinos pueden realizar de forma segura y automática el mantenimiento de tu piscina. Las tareas se simplifican mucho y se ahorra mucho tiempo, ya que básicamente no tienes que preocuparte de nada.

Funcionamiento de un Clorador Salino Automático:
Diluimos la sal en la piscina logrando una baja concentración de entre 4 y 6gr / l, lo que equivale a una concentración de sal menor de la que contiene una lágrima.
De este modo, el clorador descompone el cloruro de sodio para "obtener" el cloro para desinfectar el agua.
Este tipo de instalación es muy fácil de instalar y usar. Para ello:
• No tienes por qué vaciar la piscina.
• El clorador salino se instala en el lugar técnico que corresponda al tamaño de la piscina.
• Se incorpora la cantidad necesaria de sal a la piscina.
• Una vez que se disuelve toda la sal, activamos el clorador.

Mantenimiento:
• Al comienzo de la temporada, revisa la concentración de sal en la piscina y añade la cantidad necesaria si fuera preciso. Así, obtendrás la apropiada para tu piscina.
• La sal permanece en el agua, es decir, no se evapora. Tan solo perdería una pequeña cantidad de sal con un lavado, enjuague o si vacías la piscina.
• Durante la temporada de baño, verifica tan solo una vez cada dos meses la concentración de sal. Gracias a unas tiras o bandas especiales, podrás comprobarlo rápidamente.
• Si la concentración de cal es muy alta donde vives, verifica que la célula no adopte un color blanco.

Como vemos, en función al tipo de piscina hay diferentes métodos de mantenimientos para tener el agua siempre a punto. Si tienes alguna duda o problema, contacta con un especialista que te ayude y asesore para solucionarlo.