NOTICIA: El autoconsumo fotovoltaico se dispara.

 

Captura_de_pantalla_2021-05-13_a_las_16.33.16.png

Tras años de parón, España es de nuevo líder europeo en energía solar fotovoltaica. El autoconsumo solar en su modalidad fotovoltaica, ha copado mucho protagonismo los últimos meses. Ha pasado de ser un concepto casi desconocido y ligado únicamente a profesionales del sector, a ser el objetivo de las facturas eléctricas de muchos usuarios.

Pero, ¿qué es el autoconsumo fotovoltaico?

El autoconsumo fotovoltaico se produce cuando personas o empresas consumen energía producida en instalaciones de generación fotovoltaica próximas al punto de consumo. 

Además de los propios paneles solares, las instalaciones de autoconsumo fotovoltaico se componen de otros elementos como inversores, cables, conectores y, opcionalmente, baterías.

Esta modalidad de consumo no solo supone un ahorro en la factura de la luz, sino que también contribuye a frenar el cambio climático al utilizar energías renovables.

El autoconsumo solar en España siempre resulta rentable. Los gastos de la inversión que se debe realizar se pueden retornar en 6/8 años de media, aunque hay que tener en cuenta factores como el consumo, que depende de la actividad del usuario y de su ubicación. 

Las instalaciones de autoconsumo residencial supusieron el pasado año el 19 % del total y fueron las que más crecieron.

En 2020 se instalaron en España 596 megawatios (MW) de energía fotovoltaica para este uso, lo que supone un aumento del 30 % y alcanzar una capacidad acumulada de más de 1.500 MW en los últimos seis años.

El mayor crecimiento en 2020 se produjo en el sector residencial, que supuso el 19 % de las nuevas instalaciones, doblando casi la cifra del año anterior.

Cada vez son más las personas que se inclinan por este sistema. Si un vecino te cuenta que está ahorrando un 30 % o un 40 % en su factura de la luz, como mínimo, te causa interés.

El tiempo medio de amortización de este sistema de placas solares está en los ocho años

Que puede ser de hasta cinco si se reciben ayudas de las administraciones, y su tiempo de uso se sitúa entre los 30 y los 35 años.

  • Lo primero que recomiendan los expertos a la hora de lanzarse a colocar el sistema es realizar un buen estudio del consumo en el hogar.
  • Lo ideal es que no se tengan excedentes y que se consuma la energía que se produzca. Es decir, que la curva de generación de energía coincida lo más posible con la curva de demanda.
  • La instalación, además, será más rentable cuantas más horas de sol reciba y recomiendan comprobar si el municipio donde va a instalarse cuenta con ayudas para la instalación de estos sistemas de energía (deducciones del IBI o de otras tasas)
  • Estas instalaciones son modulares y pueden ser ampliables en el futuro si cambian las necesidades, por ejemplo, con un coche eléctrico.

Las instalaciones fotovoltaicas en un edificio para ser compartidas entre varios vecinos.

La derogación del llamado impuesto al sol en 2018 y la llegada del Real Decreto 244/2019 han supuesto el inicio de una nueva etapa en el autoconsumo fotovoltaico en España, el país con más sol de Europa. 

Entre las ventajas del nuevo RD cabe destacar el impulso al autoconsumo colectivo —comunidades de vecinos, parques empresariales, etc.—, la simplificación de la burocracia o la puesta en marcha de la denominada compensación simplificada de los excedentes, un concepto similar al balance neto.

 

FUENTE: https://www.gndiario.com/autoconsumo-fotovoltaico-aumento